El 2 de octubre tiene una razón más para no ser olvidado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta epidemiológica por los brotes de cólera registrados en país. Hasta el momento se encuentran 77 casos confirmados en el estado de Hidalgo y 3 en el Distrito Federal. Desde hace 12 años no se registraban casos de cólera en México por lo que considero muy importante saber qué es lo que se tiene que hacer para su prevención.

El cólera es una infección intestinal causada por la bacteria Vibrio Cholerae. La responsable de las manifestaciones de la enfermedad es la toxina colérica, la cual, se une a las células del intestino y altera el transporte intracelular de iones, provocando así, diarrea. Hay otras toxinas en esta bacteria, como la toxina Zot que rompe la membrana mucosa del intestino, permitiendo un libre paso de sustancias y excretándolas de manera continua. La toxina Ace no se ha demostrado que tenga relevancia en el ser humano pero ocasiona diarrea en los animales.

La bacteria es transmitida por medio de objetos —principalmente alimentos y agua— y no necesita al ser humano para reproducirse. Es común que el cuadro se instale después de ingerir alimentos crudos, mal cocidos o pobremente lavados, así como la ingesta de agua no potable o manejar material previamente contaminado; por esto, es importante tener en cuenta las medidas preventivas después de desastres naturales (como huracanes).

El ser humano es un reservorio y estará excretando bacterias durante, aproximadamente, dos semanas posteriores al contagio. Sabiendo esto, es importante tomar medidas no sólo mientras la persona esté enferma, sino tiempo después, además del adecuado tratamiento señalado en la Norma Oficial Mexicana.

Al ser una infección del aparato gastrointestinal, todos los pacientes con alguna sintomatología relacionada, deben acudir a su médico para una adecuada intervención. La principal manifestación es la diarrea de súbita instalación (menos de cinco días, más de cinco evacuaciones diarias) pero ésta es la encargada de las complicaciones que llevarán al paciente a la muerte; algunas son deshidratación, hipokalemia, acidosis metabólica, choque hipovolémico. Dependiendo la cepa que ataque, será la gravedad de las manifestaciones, la más agresiva es la O139.

La buena noticia es que hay modo de prevenir su contagio y los pasos no son complicados, a continuación te dejo una lista de cómo hacerlo:

Consume agua potable o déjala hervir cinco minutos más después de que empiece a burbujear.

image

Lava exhaustivamente frutas y verduras antes de ingerirlas para prevenir el contagio de tu familia, así como su ropa por posible cargamento de fomites. Calienta bien los alimentos previamente refrigerados porque la bacteria no resiste los bruscos cambios de temperatura. Evita comer cosas en la calle; no sabes cómo las lavaron. Lávate las manos antes y después de realizar actividades como comer, ir al baño y estar en contacto con otras personas. Consigues que la bacteria muera antes de que entre a tu organismo.

lavar-correctamente-las-manos (1)

Todos nos lavamos las manos durante el día, antes y después de ir al baño, antes de comer y después de realizar actividades que las ensucien pero ¿lo hacemos bien?, ¿cuál es la forma correcta de lavarse las manos? Te dejo el póster de la OMS con las instrucciones para hacerlo adecuadamente. Es importante estar conscientes de la gravedad de esto y educar a las personas con las que convivimos para que no se enfermen.

 

 

Bibliografía:

Norma Oficial Mexicana NOM-016-SSA2-1994, Para la vigilancia, prevención, control, manejo y tratamiento del cólera.

Programa Nacional de Prevención y Control del Cólera 2001. Manual para la Vigilancia epidemiológica del Cólera en México, salud.gob.mx/unidades/cdi/documentos/ManualVE.doc

**

Primera imagen obtenida de: http://www.ka-boom.com.mx/noticias/notik2k6.htm

“Previniendo el Cólera” imagen de Julio César Meléndez en: http://jcmelendezl.blogspot.mx/2012/08/previniendo-el-colera.html