Sabemos la importancia que han tenido las redes sociales y, en consecuencia, el internet como clave para las últimas luchas que se han dado en las calles, pero ¿qué pasa cuando las luchas se dan en el mismo plano del internet? Desde cuatro paredes se ha hecho tambalear a grandes instituciones.

Estas nuevas formas de lucha son relativamente recientes, la más conocida hasta el momento es Anonymus, pero se han dado a conocer otros casos donde el internet ha sido clave para el desarrollo de estas confrontaciones a nivel global, los cuales han puesto en tela de juicio el discurso del internet donde todo se puede encontrar y nos hemos puesto a pensar en realidad no todo es tan libre. Tal es el caso de Wikileaks y Assange, Snowden y el programa de vigilancia PRISM, Gottfid Svarholm cofundador de Pirate bay.wallpaper-319365

Todas estas acciones, pese a ser generadas aisladamente, han tenido lugar en el plano de lo político: dan a conocer información que había sido clasificada como privada, es decir, información que no podía ser del conocimiento de todos, y muestran la importancia de toma de decisiones políticas a partir de la información que se posee. No revelar datos sobre espionaje me parece que es más una decisión de unos cuantos, siendo que definitivamente se tiene que discutir en la esfera de lo público.

Estos hechos ponen a la vista la contradicción misma en la dinámica del internet donde “el software, a diferencia de los bienes materiales, no puede ser poseído, pues puede ser disfrutado por un número indeterminado de personas sin que por ello haya que privar a nadie de tenerlo a su vez”1. Así se permite una reproducción a gran escala y en todo el mundo, pero existen instituciones en las que sólo pocos acceden, es decir, buscan privilegiar a unos; incluso no sabemos la proporción de información que no conocemos y a la que sí podemos acceder, llegando a ejemplos donde incluso hay quien busca tener el control sobre la red, tal como ocurre con China.

Pero, ¿qué pasa en el plano del conocimiento científico? El caso que se dio en Internet fue el de Aaron Swartz, quien se suicido en enero de 2013. Swartz fue acusado por autoridades federales de lograr acceso ilegal a JSTOR, un servicio de distribución de revistas científicas y literarias restringido a suscriptores, y descargar 4,8 millones de artículos y documentos

Este caso es particular porque no atañe a un gobierno, sino a la comunidad científica, la cual se basa en la búsqueda de verdades y en el reconocimiento a través de las publicaciones que son el resultado del proceso de la ciencia, pero en este caso ya no es una hermeticidad hacia la sociedad sino dentro de la propia comunidad. El hecho de criminalizar el liberar información académica para que más gente tenga acceso a ella muestra que la publicación de investigaciones y publicaciones académicas de forma exclusiva es un negociobasado en el conocimiento, un modelo en el que el desarrollo del conocimiento académico y las limitaciones en el acceso a la información sólo cooperan en hacer la educación mucho más elitista de lo que ya es, siendo que actualmente el uso del conocimiento científico ha sido cada vez mayor por la sociedad, con todas las implicaciones que ello acarrea.

Esto lleva a la pregunta dentro de esta dinámica: ¿cuál es entonces la función de la ciencia? Pues es un hecho que busca verdades pero, ¿para qué? Algunos dirán que permite a partir de ello cambiar la perspectiva del mundo e incluso transformarlo como se ha venido haciendo durante los últimos siglos. Como ya mencionamos la actividad científica también puede ser vista como un negocio.

Pero la contraparte son estas acciones que buscan contrarrestar la hegemonía del conocimiento, ya no sólo a gran escala como el caso de Swartz sino a pequeña escala como subir los archivos, distribuirlos, pasarse passwords, es decir, desarrollar verdaderamente la idea de comunidad, ya sea en el plano político o en el científico, el libre acceso se ha vuelto una lucha contra los intentos por privatizar el acceso a la misma principalmente el que atañe al conocimiento académico y científico.

GF0V2SF1--644x362

1http://www.sinembargo.mx/23-06-2013/663267

2http://www.20minutos.es/noticia/1699329/0/muere-aaron-swartz/reddit/rss/